Efecto Túnel

Efecto Túnel

Toda persona frente a una situación límite de vida o muerte, va a experimentar miedo, inyección de adrenalina, pánico y efecto túnel. Incluso los comandos más entrenados siguen la misma secuencia natural en el ser humano. La diferencia esta en el tiempo que demora el individuo en sobreponerse, que puede ser de un par de segundos en un guerrero o de eternos minutos en alguien sin entrenamiento.
El efecto túnel es la reacción inconsciente e instintiva del cerebro frente a estrés extremo
Un alto nivel de entrenamiento no te hace inmune al efecto túnel
El efecto túnel es básico para la supervivencia y anterior a cualquier comportamiento consciente y aprendido
La reacción natural primaria de cualquier individuo es asustarse y retroceder.
Esto sucede frente a agresiones sorpresivas y la reacción es instintiva
Esta reacción natural primaria se dispara incluso en los guerreros más entrenados, dado que se genera en la amígdala, la parte profunda del cerebro, sede de las reacciones más inconscientes, y es allí donde se dispara el circuito del miedo que nos prepara para luchar o escapar, desatando una serie de reacciones neurológicas y fisiológicas. El entrenamiento bajo stress va achicando el lapso de tiempo necesario para hacerse cargo de la situación más allá de la reacción natural, pero siempre el inicio es el disparador del miedo de la amígdala.
El efecto túnel es la anulación de la visión periférica incluyendo la profundidad. No veo más allá de la amenaza. Veo solamente la amenaza.
El foco es exclusivo en el agresor y el movimiento que hacemos es función del movimiento que hace el agresor. Nos impide ver la existencia de otra agresión lateral o periférica pero también en caso de ataque con armas, especialmente armas de fuego, no vemos en absoluto el riesgo de pegarle a otra persona inocente. Es necesario aprender a escanear y practicar bajo stress. La respuesta normal luego del efecto túnel con respecto a lo periférico es que NO VI NADA. Lo único que se ve es el agresor y la agresión, nada alrededor
Lo normal al usar armas de fuego bajo efecto túnel es que los tiros apuntan hacia abajo, por debajo de las rodillas, y esto es debido a que al estar absolutamente enfocado en el agresor, pareciera que hasta el arma que estoy empuñando me tapa la visión por lo que bajan el arma todos.
Es muy difícil determinar correctamente el tipo de agresión y es fácil confundir un celular con una pistola o una lapicera con un cuchillo.
También es común “caerse solo”, dado que el cuerpo se pone rígido y se cambia el centro de gravedad con el desplazamiento aunque mínimo del agresor.
Es fundamental también el entrenamiento en caminar con desplazamiento correcto y mantener la guardia alta al igual que el arma alta en caso de estar armado. Se llega a bajar la guardia por el instinto de focalizar el target, orden de la amígdala.
El secreto es entrenar y con las técnicas absolutamente correctas que funcionen bajo efecto túnel, las otras son lindas pero para Hollywood.

Alejandro Sánchez